Divina compulsión.

Efecto matrimonio, El_137X220   

   Don Tillman, el protagonista de El efecto Matrimonio, es el Sheldon Cooper de la literatura. Para quienes no conozcan a ninguno de los dos personajes, se los puede describir no sin relatividad como cómicos involuntarios a los ojos de quienes no tenemos Asperger. No están del todo sanos en lo que llamamos  socializar, aunque en contraposición poseen una mente genial en algún campo específico. Para el protagonista de la novela, el genetista Tillman, quien cataloga a las personas por su IMC, la vida es juzgada por el análisis duro donde la estructura y la previsibilidad aparecen compulsivamente. Todo debe ser planificado con la mejor información científicas disponible. La empatía es algo de lo que carece este trastorno del espectro autista, descifrar los sentimientos de los demás y anticiparse a sus comportamientos es todo un desafío.

    Instalado con su mujer Rosie en New York, el científico australiano tendrá que hacer frente a su inminente paternidad. El embarazo de su esposa es bautizado como BUD (Bebé Único en Desarrollo) y para llevar adelante su futuro papel de padre decide emprender un estudio que lo meterá en líos y lo cuestionará todo. Su entorno se compone de una ex estrella de rock, un psiquiatra al que da asilo, un técnico en refrigeración y las respectivas familias, entre las que se encuentran crisis matrimoniales, separaciones, divorcios, nacimientos, infidelidades, conflictos paternales, en fín: la vida misma, eso que Don no comprende del todo. Así descubre a la mentira como sustancia natural de las relaciones humanas y una herramienta más para la resolución de sus dilemas, aunque no la administre del todo bien.

  Después de una exitosa carrera en el campo de la informática, el autor Neozelandés Graeme Simsion vendió su empresa y decidió dedicarse a escribir a tiempo completo. Así nació El proyecto esposa, novela antecesora de la saga, pensada para guión cinematográfico y protagonizada por el mismo Don Tillman. La novela fue best seller con más de un millón y medio de ejemplares vendidos, traducida a treinta idiomas. Ahora entrega su secuela también exitosa, donde vemos a sus personajes en un estadío difícil en la vida de todos: sostener lo socialmente correcto.

  La hilaridad constante no empaña la amargura del condicionante psicológico, el tema del autismo no se usa en función del humor y por eso Simsion narra en primera persona, desde adentro de Don, abriendo muchas puertas a la reflección de quienes vemos el mundo de manera “normal” (inclusive muchos Asperger nos llaman “neurotípicos”).

  El efecto matrimonio recuerda, de alguna manera, a El curioso incidente del perro a medianoche de Mark Haddon pero en clave adulta. Se trata de una experiencia literaria y social única, sus admiradores esperan una tercera parte, y es que semejante personaje puede hacer de cualquier trama un melodrama de enredos que funciona a todos los niveles.

Anuncios

Publicado por

Pablo Giordano

(Las Varillas, Córdoba, Argentina 1977) Acompañante Terapéutico y Escritor. Trabajó en Gráfica, Radio y TV. Publicó libros de poesía, cuentos y una novela. Es aficionado a la divulgación científica. Escribió en varios medios latinoamericanos y Europeos. Actualmente escribe en Las Voz del Interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s