Letras supermodernas

Antología de cuentos “Los nuevos de babel”, resultado de un concurso para autores nacidos a partir de 1980. La propuesta se suma a anteriores compilaciones de escritores jóvenes.

10623893_10204721977155086_5273467052428306866_o
El escritor David Voloj

(para La Voz del Interior)

 Este año, la editorial cordobesa Babel llamó a concurso a escritores de todo el país nacidos a partir de 1980. La convocatoria arrojó doce cuentos breves editados en una antología llamada Los nuevos de Babel. El jurado estuvo integrado por Lilia Lardone, Estela Smania y Federico Falco. Antes de llegar al papel, los textos se publicaron en la web del diario La Mañana de Córdoba y de allí los lectores eligieron al ganador, Santiago Oliva, quien en su relato “Historia de An Jung y los rinocerontes”  linkea al teatro del absurdo de Ionesco (más específicamente El Rinoceronte) con una Córdoba costumbrista.

  “Apostamos a ver qué pasa hoy con los chicos nacidos en esa década tan especial —explica el editor Ramiro Iraola-, qué y cómo escriben. La gran duda era si había cantidad y calidad de chicos escribiendo y dispuestos a enviar un sobre en papel y por correo no virtual. La realidad nos demostró que existen”.

 Los 12 nuevos apóstoles de las letras jóvenes son el villamariense Javier Paez, Juan Manuel Saharrea de San Luis, Emiliano Theyler de Río Ceballos, Marcos Peralta de La Falda, Sofía Castaño, Facundo Gerez y Guillermo Montalbetti de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Nicolás Albrieu, Franco Gatica, Santiago Oliva, Javier Martínez Ramaciotti y David Voloj de Córdoba, los dos últimos incluidos en su momento en Es lo que hay, narrativa joven en Córdoba (Lilia Lardone, Babel – 2009).    

  El denominador común de los trabajos seleccionados es la brevedad, el realismo -a excepción del cuento de Oliva- y la sequedad. No en vano se repite una y otra vez que la narrativa cordobesa mama de Carver como ninguna, aunque creo que en este caso se emparenta más con el cine rioplatense de los noventa, en donde no ocurre absolutamente nada. Tres excelentes cuentos conforman la estructura de Los nuevos de Babel.  “Relámpagos atravezando el cielo una y otra vez”, de Ramaciotti, quien atrapa con un niño huérfano y su trágico pasado, dando pie a simbolismos profundos, bellos, cargados de misticismo y poesía, manejando los tiempos de acción, las esperas del lector y las texturas que brindan ciertas imágenes de manera excepcional.

  Después Javier Páez emociona en “El Cerdo” con una prosa simple pero robusta, un manejo musical del lenguaje que remite a Daniel Moyano, y la elección de un tema ameno: dos niños al cuidado de un cerdo. El autor nació en Tilisarao (San Luis) en 1980, pero vive en Villa María. Es profesor de Lengua y Literatura y participó de la antología Voces de este río (Eduvim, 2009).

  A la hora de hablar de estilos e influencia, Páez dice que los escritores que conoce de Córdoba a través de sus obras son Busqued, Falco, Wielikosielek, Gustavo Borga, Lamberti, Natale, Iván Ferreyra, Dughetti, Fabio Martínez y Alejo Carbonell, entre otros. “el panorama que veo —arriesga— es por demás bueno y alentador. El surgimiento de nuevos espacios de edición, ha posibilitado la aparición y continuidad de muchos escritores locales que tiempo atrás no tenían la chance inmediata de mostrar su obra. Me parece que se está generando toda una nueva corriente en Córdoba que no sólo abarca a la literatura”.

  El libro cierra con el estupendo “Huesos”, de David Voloj, donde un espiritista estafa en los pueblos con el cuento del tío y explota a sus sobrinos hasta que recibe su merecido. Recuerda al cuento Ave Fénix de Federico Falco (222 patitos, La Creciente 2005) y a ciertas películas americanas de ranchos y escapes. Voloj quizá sea el más experimentado de los escritores reunidos en la antología. Nació en Córdoba en  1980, es licenciado en Letras Modernas y en 2008 publicó el libro de cuentos Letras modernas (Mención en Premio Luis de Tejeda). Al año siguiente obtuvo el Primer Premio del Fondo Nacional de las Artes con el libro Asuntos Internos, publicado en 2011.

  “Varios de los escritores jóvenes que disfruto leer -dice Voloj-, han participado en las antologías que se publicaron desde 2009 hasta ahora. Pablo Dema, Hernán Tejerina, Luciano Lamberti, Fabio Martínez. Varios ya habían publicado, o muy pronto se despacharon con libros de una gran belleza, como Fondo Blanco, de Ramacciotti”.

  El propio Ramaciotti sostiene: “hay un gran nivel de escrituras en Córdoba, y una heterogeneidad de grupos y estéticas que es saludable, estamos en un momento donde la diferencia de escrituras se multiplica, pero como si vivieran unas al lado de las otras en una respetuosa indiferencia: soy un convencido del conflicto, y creo que faltan espacios de discusión de la diferencia”.

  Nicolás Albrieu, autor de “Invierno en Río Gallegos”, cuenta: “Mis viejos decidieron irse al sur cuando todavía no caminaba. Me crié entre el viento y la nieve (y la tele, obvio). Pero nunca tuve un Family Game. Quizá por eso me volví lector. Estímulo, motivo o razón (estimo) para que, ya de nuevo en Córdoba, me convirtiera en estudiante de Letras. Siempre albergué un deseo de escribir, pero no me convencían las cosas que me salían, hasta que leí a tipos como Carver, Bolaño, Bukowsky, Natale y Lamberti y me di cuenta de que no era necesario generar una intriga con misterio y conflicto. El resultado de mi atrevimiento es lo que puede leerse en esta antología”.

  Otro de los autores presentes es Marcos Funes Peralta, que vive en La Falda, y aclara que su conocimiento sobre el panorama literario de la capital y de otras latitudes de la provincia es limitado.  “No obstante, tengo una posición tomada.  Me gustaría que los autores noveles tuvieran la posibilidad de publicar sus libros sin verse obligados a pagar las ediciones o a ganar un concurso literario”.

  La única mujer seleccionada, Sofía Castaño, se presenta como escritora y psicodramatista. Se formó en el taller literario de Diego Paszkowski, en el Centro Argentino de Psicodrama Psicoanalítico y en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Alejo Carbonell ya alertaba en 10 bajistas sobre la escasa producción de narrativa femenina, donde abunda la poesía. En su antología no había una sola mujer, y en Es lo que hay, antologada por Lilia Lardone, apenas aparecen dos. En Los nuevos de Babel, Castaño presenta un relato que gira en torno a lo que produce la información medíatica sobre la edad de Luisiana Lopilato.

 

Huérfanos y herencias

   Los nuevos de Babel se presenta apenas tres años después de que las dos importantes en la década pasada hubiesen propuesto un panorama de la nueva narrativa en Córdoba con resultados similares: apenas algunas cabezas que demuestran talento, la mayoría ya conocidos. Aquella vez fueron las ya citadas 10 bajistas, de Alejo Carbonell (editada por el sello de la Universidad Nacional de Villa María) y Es lo que hay, de la propia Babel, con selección y prólogo de Lilia Lardone. Estás dos visiones, a veces discordantes, sirvieron para el monumental estudio Los prisioneros de la Torre, política, relatos y jóvenes en la postdictadura, que Elsa Drucaroff publicó en Emecé el año pasado. Allí, la crítica y docente porteña refutó el ideario común de que las nuevas generaciones no producen textos políticos y los puso a dialogar con la vieja trova de jóvenes narradores argentinos (Andahazi, Birmajer, Casas, de Santis, Fresán, Kohan, etc.). Córdoba se llevó un lugar de peso a la hora de aportar escritores de esa y la  generación siguiente, llamada en el estudio “de post-dictadura”, y casi ninguna otra provincia estuvo en la mira. En aquel momento se dijo que estas antologías reunía a una generación liberada de dogmas, resultado de una revolución industrial que no fue y que tenía el desafío de renovar la escena cordobesa. Se habló de esos autores como promesas, y se marcó que la gran mayoría desconocía la tradición local y tenían como tema común a la infancia, territorios de ficción con cierta melancolía brutal.

   Javier Martínez Ramaciotti lo definió muy bien entonces: “Somos huérfanos chocando con huérfanos mientras buscamos, como podemos, restos para construir una herencia, un acervo literario. Pero esta orfandad, que es nuestra pobreza, es también -creo- nuestra libertad.”

  “En las otras antologías -compara ahora Ramacciotti consultado por Ciudad X a propósito de su inclusión en Los nuevos…– los narradores tenían una cierta visibilidad en su producción o al menos una resonancia en el ámbito literario local. Lo que más me llama la atención de esta nueva antología es que la mayoría somos “buenos desconocidos”, hay muchos escritores realmente jóvenes, y con escasa o nula producción narrativa. Este dato, que en sí mismo no dice nada (porque ser “nuevo” no es un valor), puede sin embargo a la larga incentivar más literatura y más diversa. Y eso sí es un valor”.

  Marcos Funes Peralta, autor del relato “El cuento”, agrega: “He notado que los jóvenes escritores cordobeses compartimos un saludable interés por la interpelación crítica a la sociedad y a la cultura en que vivimos, moviéndonos en un amplio espectro de registros que va desde la melancolía hasta el sarcasmo. Me atrae mucho esa literatura provocadora e inconformista que se gesta en Córdoba”.

 Por su parte, Javier Paez, admite no haber leído demasiadas antologías de jóvenes escritores en Córdoba. “Aunque lo que más rescato de este tipo de ediciones es la posibilidad que brindan para que muchos publiquemos por primera vez”.

 

Los nuevos de Babel

Autores: Nicolás Albrieu, Emiliano Baigorri Theyler, Sofia Castaño, Marcos Funes Peralta, Franco Gatica, Facundo Gerez, Guillermo Marinaro Montalbetti, Javier Martinez Ramaciotti, Santiago Oliva, Javier Páez, Juan Manuel Saharrea y David Voloj.

(Suplemento Ciudad X – 2012)

Anuncios

Publicado por

Pablo Giordano

(Las Varillas, Córdoba, Argentina 1977) Acompañante Terapéutico y Escritor. Trabajó en Gráfica, Radio y TV. Publicó libros de poesía, cuentos y una novela. Es aficionado a la divulgación científica. Escribió en varios medios latinoamericanos y Europeos. Actualmente escribe en Las Voz del Interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s