Como platos sobre el agua

De cómo un error periodístico y un grupo de creyentes crearon a los platos voladores.

roswell-ufo-crash_107_zps97423d29

  1947, nace el Fondo Monetario Internacional, su constitución prevé un alto nivel de empleo mundial y reducción de la pobreza. India y Pakistán se independizan del Reino Unido. Estonia, Letonia y Lituania son incorporadas a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Japón se transforma en una monarquía constitucional y se presenta Polaroid Land, la primera cámara de fotos instantáneas.

  El 24 de Junio de ese año, fue un día espléndido para volar sobre Oregon. Desde la avioneta el horizonte era una línea azul etérea curvandose sobre las montañas Cascade. Kenneth Arnold, un vendedor de equipos de extinción de incendios ve algo en el cielo en pleno vuelo cerca del monte Rainier. Objetos erráticos —contaría después al periodista Bill Bequette, redactor del The East Oregonian—, eran nueve, tenían forma de bumerang, se desplazaban como piedras cuando rebotan sobre una superficie líquida, como platos lanzados sobre el agua”.  

  Pero Bequette confundió el movimiento de los objetos con su forma.  Cuando la noticia fue difundida por las agencias United Press y Associated Press, ya estaba mal redactada. Los objetos se describieron como “platillos voladores”, no como objetos que volaban como platos sobre el agua. Meses después, todo el país juraba haber visto platillos volando en su ciudad y no tardó en afirmarse que se trataban de naves interplanetarias. A la gente le encantaba el tema, hacía tiempo que las publicaciones de ciencia ficción venían creando el campo propicio para disparar la creencia. No pasó mucho tiempo hasta que aparecieran los primeros testimonios de contacto extraterrestre y se globalizara.

  En 1950, el célebre locutor Edward R. Murrow entrevistó para la CBS a Arnold, quien recordó: «Dijeron que yo había dicho que eran “como platillos”, cuando lo que yo dije fue que “volaban al estilo de un platillo en el agua”» Décadas más tarde, Arnold bromeó:  “Muy probablemente, todas las razas alienígenas y extraterrestres que han visitado la Tierra han tenido que rediseñar sus naves para adaptarse al error de un periodista de un diario local de Estados Unidos del año 47”.

  8 de julio de 1947. Parte de un globo del proyecto Mogul, un programa secreto para la detección de la onda expansiva generada por explosiones nucleares soviéticas, cae en un pueblo perdido de Nuevo México. El Ejército Estadounidense lo recupera, llevándolo al Aeródromo Militar de Roswell. La base era entonces el hogar del Grupo de Bombarderos 509 de la Octava Fuerza Aérea, el primer escuadrón atómico del mundo, el que destruyó Hiroshima y Nagasaki.

    El diario local anunció en su primera página que habían capturado un “platillo volador”. El Ejército tuvo que dar explicaciones: lo recuperado, indicó, son piezas de un globo meteorológico. La explicación coincidía con los trozos de madera y papel de aluminio encontrados por el ranchero Marc Brazel que se presentaron en rueda de prensa. Ni Brazel, el que encontró los restos del presunto “platillo”, ni Jesse Marcel, oficial de inteligencia de la base de Roswell, hicieron mención alguna a la existencia de cadáveres de cualquier tipo. Los pocos testigos oculares de los restos del supuesto platillo coincidieron en describirlo como pedazos de madera balsa y algo parecido a papel de aluminio. El caso Roswell quedó explicado.

   Charles Berlitz era un escritor estadounidense muy conocido en 1980, especializado en civilizaciones antiguas y fenómenos extraños. Su libro más famoso fue El Triángulo de las Bermudas, vendió 20 millones de ejemplares. Allí relató varios casos de barcos y aviones desaparecidos. Ofreció un conjunto de explicaciones convencionales dadas por la Guardia Costera de EEUU y operadores de empresas de aviación o marineros conocedores del lugar. También recogió informes sobre extrañas luces en el cielo y bajo la superficie del mar y enormes explosiones submarinas. Estas desapariciones se las atribuye a causas tales como ovnis, experimentos de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, o restos de antiguas civilizaciones. Se remite a testimonios de otros investigadores de estos fenómenos y a las declaraciones de Edgar Cayce, un estadounidense que afirmaba ser un vidente y haber tenido visiones sobre la civilización de la Atlántida.

    El aviador Larry Kusche investigó a fondo los casos presentados por Berlitz y, en su libro El misterio del triángulo de las Bermudas solucionado (1975), llegó a la conclusión de que algunos casos ni siquiera existieron, otros tuvieron lugar muy lejos del supuesto triángulo, y el resto puede explicarse por causas naturales como malas condiciones meteorológicas, que Berlitz procuró no mencionar o convirtió en excelentes. Ni hablar de las otras menciones delirantes y de tratar de convertir al mito atlante en una verdad.

     En 1980 Berlitz publicó El incidente, libro que escribió con William L. Moore sobre la supuesta captura de extraterrestres en Roswell. Hasta ese momento ningún ufólogo creía que el caso tuviera que ver con extraterrestres, pero el libro instaló una mina de oro para el pueblo, que se convirtió en centro de peregrinación de los creyentes en los ovnis. Gracias a las superventas multiplicadas por millones de creyentes en todo el mundo, el caso Roswell pasó de ser una tontería, a ser un caso OVNI emblemático que disparó además la mayoría de las bases del pensamiento conspiranoico y el antiamericano en el mundo.

  Por supuesto, no hay quien no afirme que lo que cayó en Roswell fue, sí señores, un “platillo”.

Anuncios

Publicado por

Pablo Giordano

(Las Varillas, Córdoba, Argentina 1977) Acompañante Terapéutico y Escritor. Trabajó en Gráfica, Radio y TV. Publicó libros de poesía, cuentos y una novela. Es aficionado a la divulgación científica. Escribió en varios medios latinoamericanos y Europeos. Actualmente escribe en Las Voz del Interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s