Esto no es una novela

el_gran_plan1

  Hay novelas que tienen una trama sólo para hacer desfilar la estética de un lenguaje trabajado hasta el tedio. Hay otras novelas que en realidad deberían ser libros de ensayos. También algunas donde no se narra sino que se expone y se cuenta, teniendo al escritor como protagonista, no del argumento, sino como la cabezota de la madre en “Edipo Reprimido” persiguiendo constantemente al lector para decirle lo bien que escribe y lo culto que es. El gran Plan, de Paula Pérez Alonso (la editora de Planeta Argentina), es una novela que confirma estas percepciones.

 Un cineasta desea inmolarse para que su arte alcance al gran público, una mujer es raptada en un acto de mórbida seducción por parte de un hombre con quien terminará casándose, más un arqueólogo, una antropóloga y un astrónomo, todos hospedados en un hotel del desierto de Atacama, convertirán en apuestas intelectuales cualquier interacción. El cineasta, por ejemplo, ha filmado la luz como nadie y versará sobre esto en intrincados postulados semánticos durante decenas de páginas; la mujer, en cambio, heredó los apuntes del padre donde se documenta la búsqueda obsesiva de las huellas biográficas, artísticas y políticas de Ezra Pound.

  Desde este escenario la autora intenta interpelar ciertos pliegues de nuestras vidas. ¿Qué pasa cuando somos abducidos por lo que comúnmente se conoce como locura? ¿Qué hace que ya no haya vuelta atrás? ¿En qué momento se deja de escuchar a los demás? Así como el gran poeta fascista fue raptado por la política, la mujer es incapaz de trascender el confort de la vida a la que arrastró su captor. Lo mismo sucede con la piedra filosofal perseguida por cada uno de los personajes. De esta manera se produce un juego de identidades y transformaciones que se corresponden o se simbolizan y comparan: la figura del arqueólogo y los demás científicos, todos cuyo objeto de estudio implica una búsqueda y un descubrimiento, el encuentro de la pieza que completa el rompecabezas o abre uno nuevo transformando lo establecido los captura y apresa para siempre. “Esta novela va en contra de la idea de ordenar un mundo. Yo creo que las ficciones que intentan ordenar un mundo hay que leerlas en clave de policial, de terror. Una novela que ordena un mundo y lo sistematiza me parece una cosa anacrónica que me expulsa y ya no puedo entrar”, en palabras de la autora.

  Con una prosa pesada, que abusa de datos, nombres propios, conceptos artísticos y referencias históricas de a decenas por página; El Gran Plan es una novela posmoderna plagada de referencias, pies de páginas e hipervínculos incrustados en la trama evidentemente poco importante para los propósitos expositivos de la autora.   

Anuncios

Publicado por

Pablo Giordano

(Las Varillas, Córdoba, Argentina 1977) Acompañante Terapéutico y Escritor. Trabajó en Gráfica, Radio y TV. Publicó libros de poesía, cuentos y una novela. Es aficionado a la divulgación científica. Escribió en varios medios latinoamericanos y Europeos. Actualmente escribe en Las Voz del Interior.

Un comentario sobre “Esto no es una novela”

  1. Entonces no le ha gustado. A mí me encantan los hipervínculos y las notas a pie de página. Quizá la autora quiere compartir con sus lectores el placer que le produjo a ella aprender todo eso. O quizá usted tenga razón y es una más de nosotros los ególatras. ¿Qué ha dicho la autora acerca de su obra?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s