Mientras miro las nuevas olas

  “No creemos en algo así como una poesía joven o sub 30 —dice Verónica Yattha—, sino en una serie de búsquedas que no por ser personales o diversas tienen que estar aisladas”. Para Martin Vazquez Grille, otro de los autores reunidos en El Rayo verde, la antología publicada en 2013 por Viajero Insomne, “tal vez toda poesía sea joven en tanto se plantee un trabajo genuino con el lenguaje y no la mera búsqueda de generar efectos”.

   Siempre bajo conceptos y opiniones similares, las antologías de escritores jóvenes (cada vez más jóvenes), siguen apareciendo con diversas aceptaciones en el campo literario; pero todas, de alguna manera, se hacen oír. Extraído de una novela de Julio Verne, el título de la antología alude a un camino de belleza e incertidumbre que ilumina toda palabra verdadera. De todo esto da cuenta el escritor Osvaldo Bossi que tuvo a cargo la selección de los autores y la poesía que integra el volúmen. Entre los ya citados se encuentran además Natalia Romero, Jotapé Rodríguez, Juan Cristóbal Miranda, Gustavo Gottfried, Martín Sánchez, Silvana Proto, Joaquín Oreña, Javier Roldán, Mariana Suozzo, Guido Delía, Emilio Herrera, Rocío Macarena y Hugo Zonáglez, todos nacidos entre mediados de los setenta y fines de los ochenta; éste último se destaca por una serie dedicada a la vida de Vincent Van Gogh. “Nunca me había interesado la pintura en general, ni su vida —explica—. Fue un llamado, me acuerdo que hace tiempo había comprado …el suicidado por la sociedad. Después me compré las cartas a Theo, y ahí quedé fascinado por lo detallista de su expresión, tan lúcido que me cuesta creer que se haya vuelto loco”.

  El hecho de la diversidad de las voces da cuenta del trabajo que se realiza en el taller de Bossi, donde se respetan fundamentalmente las búsquedas estéticas particulares, sin tratar de homologarlas. Para Grille ninguno de esos poemas se plantea como un fin en sí mismo sino como parte de un proceso. “Ninguno de esos poemas busca ser el “gran poema” y eso, al menos para mí, es algo destacable”. Verónica Yattha piensa que la principal virtud del libro es esa: “ser una verdadera muestra de búsquedas y de voces. Lo que vale es el hecho de compartir un espacio donde se superponen modos distintos de entender y de acercarnos a lo poético”.

  Grille también presenta una serie de poemas, pero sobre canciones y momentos de la vida de algunos músicos. “Muchas cosas me fascinan —explica—, las vidas de santos, las historias de caballería, algunas comidas, bebidas, también la música. Podría decir que elijo las máscaras de músicos para escribir poemas porque algunas de esas canciones me atravesaron y siguen haciéndolo, o simplemente para cumplir la fantasía de ser un rockstar.”

  Para cerrar, o abrir el debate, Zonáglez toma a la antología más como si fuese un “souvenir”, algo concretamente simbólico con respecto al primer año del ciclo. “Dentro del grupo hubo distintas posturas, a favor y en contra de editarla. Siete de los quince somos inéditos, eso demuestra de alguna forma, hablando propiamente de la calidad de los textos, la destreza de la mayoría, importantes también dentro del taller a la hora de los comentarios”.

Anuncios

Publicado por

Pablo Giordano

(Las Varillas, Córdoba, Argentina 1977) Acompañante Terapéutico y Escritor. Trabajó en Gráfica, Radio y TV. Publicó libros de poesía, cuentos y una novela. Es aficionado a la divulgación científica. Escribió en varios medios latinoamericanos y Europeos. Actualmente escribe en Las Voz del Interior.

2 comentarios en “Mientras miro las nuevas olas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s