Mejorar la escritura.

Sin título-1

Aunque no es ninguna novedad, cada vez que puedo lo digo como una iluminación: escribir es corregir. Otra variante que uso es: escribir es aprender a escribir.

A lo largo de mi experiencia ayudando a escritores a iniciarse o continuar (algo muchas veces difícil) comprobé que estas formas de ver la literatura produce mejores resultados y en menor tiempo, que las clásicas visiones que se tienen sobre lo que es escribir, o mucho peor: ser escritor.

El sitio Con letra clara (apuntes de una correctora argentina) se encarga de estas y de muchas otras cuestiones fundamentales para aprender a escribir, corregir, y por ende, a entender la literatura. Al aguardo de que los correctores del sitio me sugieran cambios para estos dos párrafos, los invito a visitar y guardar en favoritos a este mal llamado sitio. Creo que mejor sería describirlo como una enorme caja de herramientas literarias, y disfrute de lectura. No exagero, me demoré en postear esta recomendación porque me colgué leyéndolo durante días.

   Pasen y aprendan lean.

Anuncios

El sabor de la palabra dulce, un documental sobre una persona con sinestesia léxico-gustativa

Como siempre me ha pasado no sé lo que es que las palabras no te sepan

La sinestesia es una condición neurológica que hace que las personas que la tienen –explicado grosso modo– tengan los cinco sentidos tradicionales (tenemos más sentidos, pero esa es otra historia) conectados entre sí.

Sólo por citar algunos ejemplos alguien con sinestesia puede oír la música en colores o notar sabores cuando la escucha, por ejemplo. Otra manifestación común de la sinestesia es ver los números y o las palabras en colores o incluso como paisajes. Y también existen personas que tienen sinestesia de calendario, que les lleva a ver los calendarios de una forma cuando menos peculiar.

En el caso de Lola, la protagonista de este vídeo, su sinestesia es léxico-gustativa y tiene el efecto de que las palabras oídas o leídas le provocan sabores. No es que le recuerden a sabores, como ella mismo explica, sino que le provocan realmente esos sabores. Sabores que le gustan, afortunadamente, por lo que hay palabras que las repite sólo pare recrearse con su sabor.

(el resto de la entrada aquí)